No más horas ”extra” en la cama

Hoy, un día más, me levanté de madrugada, lo cual es un logro para mí, debido a que una de mis debilidades y placeres en la vida es dormir.

Me tomé mi vaso de agua con limón para acelerar el metabolismo (un tip que me dieron) y media hora después me dispuse a preparar un rico desayuno a base de avena, miel y frutas troceadas.

No tomé mi desayuno en la cocina sino que súbitamente agarré mi música, me abrigué con mi albornoz de estar por casa y me dirigí hacia la terraza.

¿Qué música es oportuna en dicha circunstancia y fracción del día?

Oh, sin duda una instrumental de Yiruma. Y ya si se trata de la composición ”River Flows in You” , magnífico en gran manera.

Nada más placentero que deleitarte en la contemplación del cielo, sentir el amanecer en tu piel, embelesar tus papilas gustativas con tu desayuno favorito  y recrear tus oídos con una exquisita pieza filarmónica.

Para mí, el paraíso mismo.

Aleatoriamente el reproductor inicia ”Kiss the rain” , también de Yiruma.

Para mí, el nirvana.

Una vez acabado mi momento de gloria y habiéndose difuminado, ya por completo,  el maravilloso lienzo que me ofreció el firmamento, encamino mis pasos hacia la habitación de mi hermano y observo como todavía duerme, al igual que los demás integrantes de la casa.

Repentinamente eso alude en mí un sentimiento de lástima. No sé porqué…

O sí sé.

Eso me evoca recuerdos de mí cuando hacía lo mismo ; vendía mi tiempo a un espectro extraño que me prometía, a cambio, lo que era nada más que horas extra de sueño.

Horas de sueño que eran placenteras, que disfrutaba mientras duraban, pero que tenían una aspiración malévola : robarme la existencia, robarme la vida.

Que me hurtaban la dicha de admirar un efímero amanecer o el simple placer experimentado al verme capaz de ser una persona fructífera desde los primeros inicios del día. Una persona productiva.

Una vez que experimenté estos insignificantes pero solemnes goces, decidí que ”nunca derrocharía mis sueños por quedarme dormida, nunca más ”

Algo tan simple como incrementar a mi día estos pequeños pero eminentes placeres matutinos, me cambiaron, me devolvieron la vida, la abundante vida que en éstos se halla.

Y que afortunadamente, yo, logré rescatar a tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

Entre brétemas

Déjate de resumes y entremos en detalles

Mi baúl de incongruencias

Sin esperar nada a cambio, trato de rasgar la franja entre mi yo y la palabra.

Alejandro Huerta

blog de un nihilista

JOSE LARA FUENTES

UN ESPACIO LIBRE A LA INVENTIVA

Saliendo del Papel.

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

Cuestión de #talento

El blog de @alexdurana

HEY,BLAIR!

Music and lifestyle

MY-Alborada

Frases y fotografía poética.

Mi célula revolucionaria

Basado en la premisa de que cada corazón es una célula revolucionaria

Aula de Filosofía de Eugenio Sánchez Bravo

Abrir puertas a la filosofía desde la literatura, el cine, el arte, la música, la televisión, la ciencia...

bibliosol

Creaciones Ciudadanas

David Gaitan

Periodismo y Opinión

Blog de Carlos Abehsera

Otro blog de WordPress, sin pretensiones.

Naroa Martínez

Reflexionando acerca de la sociedad en el siglo XXI, la educación, la política...

Joaquín Plana

Imaginen ...

A %d blogueros les gusta esto: