Oh , pequeño poeta revolucionario

Parecías decidido y presto a iniciar una guerra,

Cargabas en tu bolsillo un revólver, pero,

al introducir tu mano, hallaste un ramo de flores.

 

Ahora sí, hazlo, apunta con precisión y encañona tu arma.

A medida que proyectas con vigor tu voz

En cada callejón, dispara una rosa o una amapola,

lo que tengas.

 

– ¡Así lo haré padre!

 

Apresúrate, corre por las calles como un loco alborotador

Con una flor en mano y un poema en tus labios.

No importa si tu garganta seca se quedare y sin versos regresares.

 

Pero, eso sí, mantente firme y posiciónate,

Manifiesta de qué lado estás y qué defiendes.

Conviértete en un pequeño insurrecto que predica por las ramblas.

 

Un pequeño insurrecto de justicia hambriento.

Que no tiene sed de represalia o venganza.

Sino que busca la ecuanimidad entre injusto y recto.

 

Entre honrado y ladrón.

Entre hombre y mujer.

Entre jefe y secretario.

Entre autoridad y ciudadano.

Entre pobre y millonario.

Entre íntegro y corrupto.

Entre pueblo y parlamentario.

 

-Así, lo haré. De acuerdo. Estoy preparado

 

Ahora que has lanzado tu voz,

Prepárate que vendrán a por ti.

Que no vean el color de tus cabellos, ponte una gorra.

Que no vislumbren las facciones de tu rostro, tápate con un pañuelo.

 

Porque ellos sí están sedientos de resarcimiento.

No soportan la verdad que proclamas ni corren tras ella.

Te quieren, te quieren en sus calabozos.

 

Huye, suelta tu manojo de plantas

Que, ya ves, no te sirvieron para nada.

Regresa a tu casa y escóndete.

Cobíjate bajo ese puñado de letras que suenan a poesía.

 

Y desde allí, desde lo seguro de tu resguardo,

Desde el fondo de tus sábanas, vuelve a emprender la batalla.

Ahora, por todo lo alto,

Que, aunque no te oigan, te van a tener que escuchar.

 

Pues, tú mismo has visto

Que los de tu alrededor no prestan oídos a un niño como tú.

En las calles tu voz no ha sido oída

Antes, más bien, por encararles con la verdad, se han pronunciado contra ti.

 

-Padre, pero… ¿por qué

 

Oh, pequeño ingenuo y soñador

Eres algo caótico y hermoso al mismo tiempo.

Usa tu don, no para encarar al mundo sino para cambiarlo.

 

No, no serás tú quien consiga erradicar la violencia

No, no serás tú quien logre terminar con la corrupción en la Tierra

No, no serás tú quien disminuya las tasas de tráfico de órganos o trata

No, no serás tú el Salvador del mundo provisto para la Humanidad.

 

No lo eres ni lo serás. No lo somos ni lo seremos.

Solo somos unos cuantos poetas que nos hemos levantado para acariciar.

Para rozar el alma, para despertar el espíritu de aquellos que se creen por él abandonados.

 

Para devolver la vida a esos que sienten que han expirado por última vez.

Para atravesar el ánima y quebrar los huesos.

Para dibujar sonrisas, poner los pelos de punta o hacer recorrer el océano en sus pupilas.

 

Somos como el club de los poetas que, cada noche, se reúnen en silencio

Para no despertar con sus ruidos sino levantar con sus versos.

Porque no es suya la guerra que se lleva contra carne y sangre

Sino la que inicia con la estrofa de un poema

 

Pero olvidemos todo, ni guerras ni leches

Ninguna pelea, ningún combate es nuestro

No hemos nacido para la cruzada de ninguna índole

 

Por lo tanto, hagamos lo que mejor sabemos hacer

Componer estrofas y despertar sentimientos

Crear emociones y marcar adentros.

 

Al carajo con todo, olvídalo,

Sí es nuestra la GUERRA

 

¡Que empiece la REVOLUCIÓN POÉTICA!

Mientras ellos nos matan con sus escopetas

Nosotros, fusilémosles con las LETRAS.

 

Juntos, unidos, hagamos estallar al mundo

Que el estruendo de nuestra melódica voz recitando poesía

Se escuche más alto que el ruido provocado por las bombas que nos lanzan desde sus aviones

 

Que sus balas nos penetren por todos lados que, aun así, no conseguirán acallar nuestra voz

Que puede ser que no salgamos ganadores, pero seremos recordados como vencedores

Porque, desde ya, ¡hemos vencido! – le profirió a su hijo mientras exhalaba el último aliento de vida.

 

Glykós Katharsis (Beatrice Ancateu) 

Anuncios

3 comentarios sobre “Oh , pequeño poeta revolucionario

Agrega el tuyo

  1. Wow, creo que nunca había leído un llamamiento a la guerra tan hermoso. Ojalá todas las revoluciones se iniciaran desde la belleza de las palabras, ojalá lo único que el mundo lanzara fueran besos y palabras llenas de amor, ojalá todas las guerras fueran como esta que describes. En los tiempos que corren, la poesía y las letras son más necesarias que nunca. Y a mí, leerte, siempre me emociona y me cura. Muchas gracias por eso. Por cierto, me han encantado estos versos: «Porque no es suya la guerra que se lleva contra carne y sangre, sino la que inicia con la estrofa de un poema».

    ¡Un abrazo enorme, guapa! ♥

    Me gusta

    1. ¡Whoa! ¡Muchísimas Gracias!

      ¿Sabes? En realidad, si no estoy errando en mi afirmación, me arriesgaría a decir que todavía nadie se había pronunciado y proclamado con la finalidad de incitar a una guerra como esta. Y es por eso, que me he visto estimulada a escribir estas pocas palabras que podrían marcar el inicio de la misma…quizá…¡ojalá!…¡algún día!
      Amén.

      PD : Muchas gracias por pasarte por aquí y reflejar a través de tu comentario el gusto por aquello que escribo, ¡significa mucho para mí! Miss Poessía ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

Entre brétemas

Déjate de resumes y entremos en detalles

Mi baúl de incongruencias

Sin esperar nada a cambio, trato de rasgar la franja entre mi yo y la palabra.

Alejandro Poetry

un hombre roto. poeta

JOSE LARA FUENTES

UN ESPACIO LIBRE A LA INVENTIVA

Saliendo del Papel.

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

Cuestión de #talento

El blog de @alexdurana

HEY,BLAIR!

Music and lifestyle

MY Alborada

Frases y fotografía poética.

Mi célula revolucionaria

Basado en la premisa de que cada corazón es una célula revolucionaria

Aula de Filosofía de Eugenio Sánchez Bravo

Abrir puertas a la filosofía desde la literatura, el cine, el arte, la música, la televisión, la ciencia...

bibliosol

Creaciones Ciudadanas

David Gaitan

Periodismo y Opinión

Blog de Carlos Abehsera

Otro blog de WordPress, sin pretensiones.

Naroa Martínez

Reflexionando acerca de la sociedad en el siglo XXI, la educación, la política...

Joaquín Plana

Imaginen ...

A %d blogueros les gusta esto: