La Partícula Divina

 

Advierto que esta entrada posee un contenido diferente al usual y es que, ello tiene una razón.

Resulta que hace un lapso de tiempo, navegando por YouTube, entre mis recomendaciones me hallé con un vídeo titulado de la siguiente forma: ”Los 8 grandes enigmas del Universo”, cuyo expositor es Javier Santaolalla del canal date un voltio.

Emm, reconozco que, más que nada, me llamó mucho la atención la miniatura del youtuber de penetrantes ojos azules, cabellos oscuros y agradables facciones sobre un hermoso fondo del Universo en todo su esplendor. Que fue lo que me impulsó a hacer ”click”.

Sin más rodeos, decidí echar un vistazo, pues, siempre me había fascinado conocer sobre el Kosmos y ‘eso’… aparte, tenía que saciar mi curiosidad sobre la figura de aquel chico que parecía ser, además, un joven bastante interesante.

Recuerdo que después de aquel vídeo, absorbí, en cuestión de minutos, todos los siguientes. Todavía no puedo afirmar si mis ganas de seguir alimentándome de Física Cuántica se debían al verdadero interés y curiosidad que me había infundido o, quizá, se tratara de esos ojos azules, que me tenían encandilada.

Sin embargo, todo fue a más, mi fascinación por el mundo de la ciencia y la física, en este caso, fueron creciendo de forma gradual.

Tanto que ahora empleo gran parte de mi tiempo leyendo libros como el que, a continuación, voy a reseñar.  Libros que leo juntamente con Javier Santaolalla y otros lectores por medio del grupo que él mismo creó a través de GoodReads.

Bueno, en relación a toda esta historia y mis nuevas pasiones o, por decirlo de otro modo, aficiones, iré dejando al descubierto por aquí, poco a poco, alguna cosita.

Pues, ¿acaso lo maravilloso y bello del universo, no es también poesía?

¡Por supuesto que lo es! Exquisita poesía, en todas sus formas.

 

Bien pues, una vez hecha esta breve introducción… ¡Empecemos!

 

La Partícula Divina de Lederman.

 

”Una obra maestra de la divulgación científica”

Lo que más he agradecido de este libro es el empleo de metáforas para explicar fenómenos de la física, física de partículas, en este caso. Lo cual es genial. A través de las metáforas, el autor ha conseguido expresarme en términos simples una idea que para mí posee cierta complejidad y es casi imposible de imaginar. No obstante, a través del uso de estos recursos literarios, me ha supuesto más fácil y divertido comprender el abstracto mundo de las partículas.

Lo que también he disfrutado de este tomo, es la manera que el autor adopta para transmitir sus conocimientos al lector, es decir, podría afirmar que a medida que iba leyendo podía sentir su cercanía y confinidad. Lógicamente la terminología es científica pero el lenguaje o la forma de expresión es simple, clara y ”amistosa”, digamos. Sientes que quien te habla del acelerador de partículas, por ejemplo, es un viejo amigo tuyo. Supongo que es porque el autor comprende que el público que sus libros abarca no es excepcionalmente ”científico” sino que abundan unos cuantos mortales comunes y corrientes interesados por este género y a los cuales les gustaría aprender. Por todo lo dicho, considero que es una gran cortesía de parte de Lederman el empleo de un lenguaje no muy complicado sino sencillo y de comprensión general.

En cuanto a Lederman, puedo sentir su pasión y entusiasmo en cada párrafo, pero esta expresión que ha dejado plasmada en una de las hojas, realmente, me ha marcado mucho y habla de la emocionante vida de los físicos experimentadores (muy diferente a la de los físicos teóricos): -”Los experimentadores no vuelven nunca tarde a casa; no vuelven. Durante un periodo de trabajo intenso en el laboratorio, el mundo exterior se esfuma y la obsesión es total. Dormir quiere decir acurrucarse una hora en el suelo del acelerador…”

Además de todo lo ya expuesto, no está demás decir que aquel que desee leer este libro disfrutará, asimismo, de las anécdotas o relatos referidos a la vida del autor, relatos que cuenta con la finalidad de entender mejor las otras historias, las de la física. Yo, en verdad, disfruté mucho con esto. No sé, te acerca mucho más al autor y, además, se hace muy distinguible su sentido del humor a la hora de expresarse. Lo cual es fantástico, para nada te aburres o pierdes el interés en continuar leyendo. Es como que te atrapa. Eso sí. Concluyo diciendo que la Partícula Divina es un libro muy recomendable y que si te animas a echarle un vistazo en unas de sus páginas el autor desvela el ”porqué” de ese título tan distinguido y peculiar que posee. ¡Súper interesante! ¡Ya yo no digo más!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

Entre brétemas

Déjate de resumes y entremos en detalles

Mi baúl de incongruencias

Sin esperar nada a cambio, trato de rasgar la franja entre mi yo y la palabra.

Alejandro Huerta

blog de un nihilista

JOSE LARA FUENTES

UN ESPACIO LIBRE A LA INVENTIVA

Saliendo del Papel.

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

Cuestión de #talento

El blog de @alexdurana

HEY,BLAIR!

Music and lifestyle

MY-Alborada

Frases y fotografía poética.

Mi célula revolucionaria

Basado en la premisa de que cada corazón es una célula revolucionaria

Aula de Filosofía de Eugenio Sánchez Bravo

Abrir puertas a la filosofía desde la literatura, el cine, el arte, la música, la televisión, la ciencia...

bibliosol

Creaciones Ciudadanas

David Gaitan

Periodismo y Opinión

Blog de Carlos Abehsera

Otro blog de WordPress, sin pretensiones.

Naroa Martínez

Reflexionando acerca de la sociedad en el siglo XXI, la educación, la política...

Joaquín Plana

Imaginen ...

A %d blogueros les gusta esto: