Si tan solo…

  Si tan solo pudiera conseguir que mis pupilas no se dilataran tanto al verte. Si tan solo pudiera lograr que no te observaran como si, de verdad, fueras un hombre increíble… Porque no lo eres. Y, de momento, mi mente lo sabe. Y mi corazón lo sospecha. Pero, a día de hoy, mis ojos... Leer más →

Anuncios

Y ese fue mi error

Y ese fue mi error, convertirte en mi necesidad cuando juré que solo eras una opción. Y ese fue mi error, convertirte en la única opción cuando sólo eras mi necesidad. Y ese fue mi error, creer que eras una necesidad cuando sólo eras una opción. Y ese fue mi error, necesitarte y elegirte siempre.... Leer más →

en el frente

Después de un tiempo estamos de nuevo aquí, tú y yo corazón. Es como si cada 2 años nos fuéramos a la guerra prestos a ser inmolados por una causa y después regresáramos, una vez más, a ser curados a través de la bendita escritura.   Hoy, una vez he pisado de nuevo tierra firme,... Leer más →

sobre alguien que conocí

Súbitamente había hallado una nueva inspiración, ya no le escribía estrofas al tiempo ni se deleitaba como cada mañana en el café, a excepción, claro está, del que abarcaban sus ojos. Si podía, cada vez que le veía, tomaba una pequeña dosis. Pero en silencio, sin hacer mucho alboroto, sin ser percibida. Y como de... Leer más →

Oh , pequeño poeta revolucionario

Parecías decidido y presto a iniciar una guerra, Cargabas en tu bolsillo un revólver, pero, al introducir tu mano, hallaste un ramo de flores.   Ahora sí, hazlo, apunta con precisión y encañona tu arma. A medida que proyectas con vigor tu voz En cada callejón, dispara una rosa o una amapola, lo que tengas.   - ¡Así... Leer más →

no hay tal fórmula para detener el tiempo – poesía

En aquel instante,   deseaba que Einstein hubiera conseguido dar con aquella fórmula,   que tantas veces le había prometido a su amada Marie.     La fórmula para congelar el tiempo, para conservar helado el ''ahora''  aunque solo fuera por una centésima de segundo, una centésima en este mundo.  Y una eternidad en nuestros ojos.     Que, de cierto,... Leer más →

Cómo podría ser de otra manera sino intensa

No sé cómo ser de otra forma que no sea intensa.   No sé cómo vivir sin sentir mucho o pensar demasiado.   No sé cómo tomar asiento, apagar mis pensamientos y simplemente ser.   Siempre estoy en constante búsqueda, siempre haciendo preguntas y cuestionando, luchando por encontrar el sentido de todo.   Soy apasionada y reflexiva.   Y aún si eso conlleva no... Leer más →

El tren

Las horas de la madrugada son para los que escribimos, para los poetas o simplemente para esos a cuyo sueño renuncian para echarse un par de líneas. Para los que toman café a media noche sin medida, los que meditan o para los que solo respiran. Los recuerdos o las melodías. Melodías de saxofón que suenan en una habitación algo ambigua... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: